Gestión de clientes: optimiza tu base de datos para obtener los mejores resultados

bases de datos de clientes

La información es poder, y en el mundo de los negocios también es dinero. Toda iniciativa de negocios ya sea grande o pequeña nace siendo desconocida para el gran público y por eso una vez alcanzada cierta cantidad de clientes, surge una necesidad ineludible: conocerlos. Si bien suena muy sencillo cuando se tienen diez clientes, cuando se tienen diez mil ya es otro asunto.

Para el manejo de este tipo de información tan masiva se utilizan diferentes modelos de gestión de clientes, pero todos en cierta medida coinciden en un proceso de 4 fases que va llevando a una persona de ser un curioso a ser un evangelizador de la marca.

Fases generales dentro del proceso de gestión de clientes:

- Prospección:

Nuestro potencial cliente se da una oportunidad para conocer la marca, no es momento de vender sino de crear interés genuino.

- Oportunidad:

Después de establecer un vínculo directo, surge el deseo del prospecto por alguno de nuestros productos o servicios.

- Conversión:

El llamado a la acción surte efecto y nuestro prospecto se convierte en cliente. Los negocios mediocres llegan hasta este punto.

- Fidelización:

Aquí es donde se destacan los negocios serios, y es precisamente en este punto donde la información comienza a tomar un rol protagonista.

¿Qué es una base de datos (BBDD)?

Una base de datos es un almacén de datos relevantes susceptibles de ser convertidos en información después de ser analizados. Debe ser fácil de consultar y actualizar, por lo que su planificación previa resulta vital.

La información obtenida de la base de datos alimenta y fortalece nuestro sistema de gestión de clientes permitiéndonos dar respuestas claras y oportunas a sus necesidades.

Aspectos a considerar durante la creación de una BBDD:

- Establecer los datos relevantes para nuestro negocio:

De acuerdo a las estrategias que vayas a aplicar, elige qué datos vas a necesitar (nombre, teléfono, dirección, email).

- Actualizar la base de datos con regularidad:

Los clientes pueden cambiar de dirección o de teléfono. Los datos susceptibles al cambio deben mantenerse al día.

- Seleccionar los canales adecuados para obtener los datos:

Existen muchas maneras de obtener información de clientes (redes sociales, email, concursos), elige los que más te convengan.

- Adquirir un sistema de gestión adecuado a nuestras necesidades:

Existe una gran variedad de sistemas que simplifican y automatizan el proceso de gestión de clientes, cada uno con prestaciones diferentes.

Share